Estrenamos una nueva categoría en nuestro blog que hemos llamado tendencias tecnológicas. ¿Qué nuevas utilidades, facilidades para nuestro día a día nos trae la tecnología?

En un post anterior hablamos de las aplicaciones que podía ofrecernos la realidad aumentada de forma general. Aquí nos vamos a centrar en su aplicación junto con otras tecnologías a la hora de comprar ropa. Posiblemente estemos asistiendo, sin ser muy conscientes de ello, a una auténtica revolución tecnológica en las tiendas de ropa, y en la manera en qué compramos.

Es un hecho que cada vez compramos más por Internet, según IAB España (Estudio sobre E-Commerce 2013) un 44% de los españoles entre 16 y 55 años realiza compras por Internet de manera habitual, lo que vienen a ser unos 12 millones de personas. Y a la pregunta ¿Qué productos y/o servicios has comprado a través de Internet en el último año? En el primer puesto con un 65% de la gente encuestada tenemos artículos de moda. Dentro de tres años puede que se llegue a doblar el volumen de ventas que hubo en 2011, esta cifra alcanzaría los 25.000 millones de euros, y ésta es una tendencia global, no sólo de España.

Pero a la hora de comprar por Internet nos encontramos sobre todo con el principal problema de no estar seguros de cómo nos quedará una prenda de vestir o un complemento que sólo podemos ver en imágenes en la tienda virtual. Es por ello que cada vez se está utilizando más la realidad aumentada:

Aplicación de Converse:

En la página de Ray-Ban tienen este Virtual Mirror.

Otro ejemplo con la marca de relojes Tissot:

Varias tiendas virtuales de ropa ya están incluyendo dentro de sus páginas la realidad aumentada:

Tanto en este último vídeo como en el de Converse se puede observar otra clara tendencia, el uso de las redes sociales para pedir opinión sobre una prenda antes de tomar la decisión de compra, porque todo el mundo se siente más seguro si recibe opiniones favorables.

Otro gran problema que podemos solventar con la tecnología es la búsqueda de nuestra talla, muchas veces hay que probarse la misma prenda varias veces, y es que las tallas varían mucho de una marca a otra. Hoy en día ya existen soluciones para evitarnos este lío.

Pero, ¿por qué compramos por Internet? La mayoría dirá que principalmente por comodidad y por las ofertas que se pueden encontrar. Así que las tiendas tradicionales tendrán que esforzarse por ofrecer esto mismo, y a mi modo de ver todo pasa por un servicio más personalizado, que permita fidelizar a los clientes, algo que se puede conseguir a través de la tecnología. Hay que ofrecer las mayores facilidades al cliente para que se sienta a gusto y vuelva a comprar. Deben aprovechar su mayor ventaja frente a las tiendas virtuales, que es la seguridad de poder ver realmente cómo es una prenda y cómo te queda puesta, y al mismo tiempo valerse de la tecnología como pueden hacerlo las tiendas virtuales. Y esto no es tan complicado, ya que a través de una aplicación móvil podríamos:

  • Informar a nuestros clientes de las nuevas colecciones, ofertas, etc.
  • Ayudar a encontrar su talla para una prenda en concreto.
  • Pedir opinión a alguien de confianza sobre un producto determinado, o bien sugerir para que alguien lo compre.
  • Enriquecer la experiencia de compra en definitiva, para que tus clientes se sientan a gusto contigo todo el tiempo.

Si alguien cree que todo esto es algo imposible de conseguir, sólo al alcance de las grandes marcas, podemos decirle que está equivocado. Si cree que algo así podría ayudarle en su negocio, no dude en contactar con nosotros para ofrecerle una información más personalizada.